AKA INTERNATIONAL LAWYERS

Derecho socio sanitario

El derecho al olvido oncológico

El Real Decreto-ley 5/2023, de 28 de junio, por el que se adoptan y prorrogan determinadas medidas de respuesta a las

consecuencias económicas y sociales de la Guerra de Ucrania, de apoyo a la reconstrucción de la isla de La Palma y a otras

situaciones de vulnerabilidad; de transposición de Directivas de la Unión Europea en materia de modificaciones estructurales

de sociedades mercantiles y conciliación de la vida familiar y la vida profesional de los progenitores y los cuidadores; y de

ejecución y cumplimiento del Derecho de la Unión Europea (SP/LEG/40580) introduce en nuestra regulación el derecho al

olvido oncológico.

Esta incorporación es necesaria para la adecuación de la normativa a la Resolución del Parlamento Europeo, de 16 de febrero

de 2022, sobre el refuerzo de Europa en la lucha contra el cáncer.

¿En qué consiste el derecho al olvido oncológico?

Es el derecho al olvido de los pacientes de patologías oncológicas una vez transcurrido un determinado período de tiempo

desde la finalización del tratamiento sin recaída.

Según la resolución del Parlamento Europeo el plazo es de diez años como máximo desde el momento de superación de un

cáncer y, para personas que lo superaron siendo menores, a los cinco desde la mayoría de edad.

En España se establecido en 5 años desde la finalización del tratamiento radical sin recaída posterior.

¿A que normas afecta?

Al art. 10 y la disposición adicional quinta de Ley 50/1980, de 8 de octubre, de Contrato de Seguro (SP/LEG/2685), y la

Disposición adicional única del texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes

complementarias, aprobado por Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre (SP/LEG/3870).

¿A que seguros concierne?

A los seguros de vida

¿Cómo se hace efectivo?

Se establece que el tomador no está obligado a declarar si él o el asegurado han padecido cáncer una vez hayan transcurridos

cinco años desde la finalización del tratamiento radical sin recaída posterior.

Una vez transcurrido el plazo señalado, el asegurador no podrá considerar la existencia de antecedentes oncológicos a efectos

de la contratación del seguro, quedando prohibida toda discriminación o restricción a la contratación por este motivo.

En ningún caso podrá denegarse el acceso a la contratación, establecer procedimientos de contratación diferentes de los

habitualmente utilizados por el asegurador, imponer condiciones más onerosas o discriminar de cualquier otro modo a una

persona por haber sufrido una patología oncológica, una vez transcurridos cinco años desde la finalización del tratamiento

radical sin recaída posterior.

El Gobierno, mediante real decreto, podrá modificar los plazos establecidos conjuntamente o para patologías oncológicas

específicas, en función de la evolución de la evidencia científica.

Gestión Legal

Abogados especialistas en reestructuración de empresas y concurso de acreedores.